Redirección 301: ¿Qué es? ¿Cuándo hacerla? ¿Cómo se hace?

Redirección 301

Al crear un sitio web es normal publicar entradas y páginas para mostrar el contenido que se quiere ofrecer al usuario, el cual es accesible desde URLs únicas que idealmente no van a cambiarse.

De hecho, el cambio de URLs es algo en lo que poco se piensa, tan poco se piensa en ello que por lo general los interesados en mejorar su SEO adquieren servicios link building y outreach para destacar, aplicados a tales URLs en específico.

Sin embargo, a veces surgen situaciones por las que se deben cambiar, y es allí cuando se tiene que evaluar seriamente en realizar una redirección 301.

¿Qué es la redirección 301?

La redirección 301 es un código de estado HTTP que indica que una página web ha sido permanentemente movida a otra ubicación. Es esencialmente un cambio de dirección para los motores de búsqueda y los usuarios.

Al implementarse una redirección 301, los motores de búsqueda reconocen que la antigua URL ahora redirige permanentemente al contenido de la nueva URL, de manera automática, y sin problemas.

Esta técnica es crucial cuando se decide cambiar la estructura de una página web, trasladar contenido a una nueva ubicación, cambiar el nombre de un dominio o eliminar páginas específicas.

La misma asegura que los visitantes y los motores de búsqueda sean automáticamente dirigidos a la nueva ubicación, preservando el valor SEO acumulado por la página anterior, lo que es bastante positivo. 

¿Cuándo se recomienda hacerla?

La redirección 301 se recomienda en diversas situaciones para mantener la coherencia y la visibilidad en los motores de búsqueda, y señalaremos una lista de casos comunes donde se aconseja implementarla:

  • Cambio de dominio. Al cambiar el nombre de dominio de tu sitio web, es crucial implementar redirecciones 301 desde las antiguas URLs a las nuevas para no perder tráfico y autoridad de búsqueda.
  • Reestructuración del sitio. Cuando decides cambiar la estructura de tu sitio web, ya sea modificando la jerarquía de las páginas o moviendo secciones completas, es necesario implementar redirecciones para evitar enlaces rotos y pérdida de posición en los motores de búsqueda.
  • Actualización de URLs. Si decides cambiar la URL de una página específica, ya sea para mejorar la legibilidad o por motivos de SEO, la redirección 301 garantiza que los visitantes y los motores de búsqueda sean automáticamente redirigidos a la nueva ubicación.
  • Eliminación de páginas. Cuando decides eliminar páginas de tu sitio web, en lugar de dejar que los usuarios se encuentren con un error 404, es preferible redirigir esas URLs a páginas relevantes o a la página de inicio.

¿Cómo se hace la redirección 301?

La implementación de redirecciones 301 puede llevarse a cabo de diversas maneras, dependiendo de las necesidades y preferencias, siendo uno utilizando plugins y otro de forma manual desde el hosting:

Uso de plugins para redireccionar

  • WordPress. Para sitios construidos en WordPress, plugins como Redirection o Yoast SEO ofrecen interfaces amigables para configurar redirecciones 301. Solo necesitas ingresar la URL antigua y la nueva en los campos donde se indican.
  • Otros CMS. Diferentes sistemas de gestión de contenido, es decir, CMS, tienen sus propios plugins o herramientas para redirecciones. Investiga y selecciona uno compatible con tu plataforma para hacer de esta tarea algo sencillo.

Manualmente desde el hosting

  • Lo primero que tienes que hacer es ingresar a tu panel de control de hosting y buscar donde dice ‘File Manager’.
  • Entra a la carpeta del sitio web en donde quieres hacer los cambios y busca donde dice ‘.htacces’, para luego darle editar.
  • Estando en el campo, al final de las líneas de código vas a colocar lo siguiente: redirect 301 urlvieja.com urlnueva.com, sustituyendo la URL vieja por la nueva.
  • Una vez configurada la redirección, guarda los cambios. La redirección 301 ahora estará activa, y para comprobarlo solo debes entrar a la URL vieja y ver que redirige a la nueva.

Implementar redirecciones 301 es esencial para preservar la integridad y visibilidad de un sitio web y esto debe hacerse correctamente, sea de una u otra forma.

Ya sea cambiando dominios, reestructurando contenido o actualizando URLs, la redirección 301 asegura una transición suave para los visitantes y los motores de búsqueda, manteniendo la autoridad y el posicionamiento SEO.

Con las herramientas adecuadas, ya sea a través de plugins o configuraciones manuales, este proceso se vuelve accesible para cualquier propietario de sitio web.